Saltar al contenido

Contratos Nulos de Multipropiedad 

La nulidad de un contrato de multipropiedad te permite recuperar las cantidades pagadas.

contratos nulos de multipropiedad

Contratos Nulos de multipropiedad 

Contratos Nulos de multipropiedad – Sentencias de Multipropiedad – Juicio a Onagrup – Demanda por nulidad de Multipropiedad – Demandad de Ogisaka Garden

El Tribunal Supremo insiste en que una gran parte de los contratos de multipropiedad son nulos

El Alto Tribunal fija la doctrina que permite a miles de usuarios recuperar su dinero declarando una gran cantidad de complejos con contratos nulos de multipropiedad

El Tribunal Supremo lleva desde 2015 sentenciando a favor de usuarios que compraron “multipropiedad” tras la entrada en vigor de la Ley 42/98 y cuyos contratos no se ajustan a ésta.

En líneas muy generales y con algunos pocos matices, el Supremo ha fijado la doctrina por la cual los contratos de “multipropiedad”, “Time Sharing”, o de “Aprovechamiento por Turnos” son nulos si:

–          Tiene una duración superior a cincuenta años habitualmente “carácter indefinido”.

–          Indeterminación del objeto: Si no se especifica un apartamento o periodo de disfrute concretos: el famoso sistema flotante o flexible.

–          Se hicieron pagos anticipados antes de que concluyera el plazo legal de desistimiento.

En todos los casos se recupera el dinero de la compra y, si se hubiera realizado algún pago considerado anticipado, ésta cantidad se podría exigir por duplicado.

La posibilidad de no cobrar nunca 

En determinadas circunstancias cabe la posibilidad de tener una “sentencia para enmarcar”. En esta un titular de una multipropiedad recibe una sentencia a su favor en la que un juez declara su contrato nulo y condena a la empresa que le vendió la semana a devolverle todo lo que pagó con sus intereses correspondientes. Y será una sentencia para enmarcar porque servirá precisamente sólo para eso: para enmarcarla porque jamás recibirá ni un céntimo de esa cantidad. 

Esta entrada no pretende ser un artículo jurídico, pero sí una clara advertencia sobre los riegos que se corren cuando se interpone una demanda de multipropiedad con el objetivo de recuperar una cantidad claramente incobrable. 

Partimos de la base de que ganar un pleito para declarar un contrato de compraventa de multipropiedad nulo ya es un logro importante. Esto es porque el cliente se deshace de una “condena” a la que está atado probablemente de por vida. Pero ganar una demanda por nulidad de pleno derecho de un contrato de compraventa de multipropiedad tiene además otro objetivo fundamental: recuperar las cantidades que se pagaron por la compra con sus correspondientes intereses. 

Si partimos de que el contrato de compraventa  de la semana de multipropiedad es claramente nulo y un juez, además de declararlo nulo, obliga a que las cantidades que se pagaron sean devueltas a quien compró, ¿por qué puede no llegarse a recuperar el dinero de la compra de la multipropiedad nunca? 

Para que el cliente tenga una mínima garantía de cobrar las cantidades de la venta hay que tener en cuenta que el condenado a pagar debe seguir existiendo, tener solvencia y también querer pagar.  

Sentencia por nulidad de contrato de multipropiedad
Sentencia por nulidad de contrato de multipropiedad

¿Y quién es el condenado a pagar? 

El que cobró las cantidades de la venta. Es decir, la empresa vendedora de la semana y aquellos que pudieran resultar responsables solidarios. 

En su inmensa mayoría las empresas que vendieron  multipropiedades se encuentran en rebeldía procesal, resultan ilocalizables, son insolventes o el único patrimonio que poseen son más semanas de multipropiedad, o directamente se han extinguido, como el caso de algunas empresas vendedoras del Club la Costa. 

Podríamos preguntarnos entonces, cuándo es garantizable el cobro ante semejante panorama: Cuando hay un responsable solidario solvente y eso ocurre básicamente cuando existe un préstamo bancario vinculado a la compra. 

Si junto con la compraventa, la empresa que vendió le facilitó la obtención de un crédito, ese préstamo está vinculado a la compra, será declarado nulo junto con el contrato principal y el banco se verá obligado a devolver las cantidades de forma solidaria. 

Es así de sencillo. Sin préstamo vinculado a la compraventa, la recuperación de cantidades es prácticamente imposible salvo que la empresa que vendió la semana aún exista y sea solvente y esto ocurre en rarísimas ocasiones,(no más de media docena en todo el país). 

Puede haber otros responsables solidarios cuando quien vendió era un comercializador o distribuidor autorizado de otro que sí sigue existiendo. Pero cuidado, volvemos a tener detrás a otra empresa y éstas en su mayor parte tienen su sede social y fiscal “sospechosamente” en paraísos fiscales (las Islas de Man, Gibraltar, etc). Aunque tuvieran alguna solvencia más allá de más semanas en su haber, intentar ejecutar a estas empresas se traduce en un procedimiento internacional carísimo y con escasas o nulas garantías. Esto, si los tribunales españoles no te acaban mandando a Inglaterra o donde corresponda a demandar. 

Es decir, hay que tener en cuenta cuál es el objetivo final y si las garantías sobre la consecución de éste justifican los costes del procedimiento. 

Por responsabilidad profesional, dejamos siempre claro a nuestros clientes cuándo hay posibilidades reales de cobrar si el objetivo, más allá de dejar de ser propietarios, consiste en recuperar lo pagado.

Deje su consulta o Llame al 900525939

* indicates required




¿Le ha gustado este artículo?

Participe y haga una reseña de este artículo. Se lo agradecemos y otros usuarios también.

5 (100%) 3 votes

Y en facebook. Las reseñas son muy importantes

Facebook

Contratos Nulos de multipropiedad – Sentencias de Multipropiedad – Juicio a Onagrup – Demanda por nulidad de Multipropiedad – Demandad de Ogisaka Garden