Saltar al contenido

Multipropiedad

Sentencias de Multipropiedad por nulidad de contrato, las estrategias de venta en presentaciones de multipropiedad en España

tiempo compartido

Multipropiedad

Queremos hacer un resumen de un caso ganado de un cliente que compró una multipropiedad en el complejo Marriott Resort Marbella en el año 2006. Este ejemplo es válido para casi toda la multipropiedad y las agencias que vendían en España.

El complejo Marriott Marbella, a través de una presentación dentro de sus instalaciones, le vendió a este cliente una semana flotante. Los contratos  de semanas flotantes no disponen de número de semana asignada, ni tampoco un número de apartamento concreto.

El tipo de adquisición era, además, por un tiempo superior a 50 años. Este tipo de contratos de tiempo compartido a perpetuidad además de las semanas flotantes, han quedado fuera de la ley 42/1998 con la lectura que ha hecho el tribunal supremo de justicia, a través de varias sentencias que han establecido jurisprudencia.

Queremos recordar que las cuotas de mantenimiento de Marriott Vacation Club Marbella son altísimas, por lo que este cliente acudió a nosotros buscando un abogado experto en casos de semanas de tiempo compartido. Este caso concreto el cliente sólo quería dejar de pagar las altísimas cuotas de mantenimiento, desconocía las irregularidades de su contrato. En realidad este tipo de ilegalidad sólo se dan a partir del año 2015 desde que el tribunal supremo hiciera una nueva lectura de la ley 42/1998. Sin embargo la nulidad se da desde la entrada en vigor de dicha ley.

Cómo se produjo la venta de la multipropiedad en Marriott Vacation Club International

La firma del contrato de multipropiedad se produjo durante una estancia en Marriott Marbella mientras estaban alojados en el mismo complejo. Marriott Marbella dispone de un altísimo nivel de calidad en sus servicios e instalaciones. Además el hotel Marriott Marbella es un referente en la zona por su privilegiada ubicación de Marbella además de estar en primera linea de playa.

Los contratos de multipropiedad, que Marriott Marbella Beach Resort ha firmado con sus clientes, son nulos de pleno derecho. Pero debemos decir que este complejo dispone de una atención al cliente y unas instalaciones excelentes para cualquier propietario de semana de multipropiedad o turista que se aloje.

La presentación de la oferta de la multipropiedad (sales presentation)

Era muy común, en este tipo de complejos de multipropiedad cómo Marriot Marbella, invitar a sus huéspedes a asistir a una presentación para vender multipropiedad RCI.

Este tipo de presentación de aprovechamiento por turnos para vender una semana al año dentro de las instalaciones de complejos de multipropiedad son una fuente muy importante de ingresos para los complejos. La industria del tiempo compartido o derecho de aprovechamiento por turno se ha basado en este tipo de presentaciones dentro de los complejos. Los clientes alojados siempre han sido una fuente de clientes potenciales a quien venderles una multipropiedad.

El procedimiento de venta de multipropiedad están muy estudiados con técnicas y estrategias muy elaboradas con el único objetivo de venderles una semana de vacaciones.

Multipropiedad: Los manuales de venta

Según nuestros clientes, y documentación incautada a empresas vendedoras de multipropiedad que este despacho ha tenido acceso, los comerciales de multipropiedad debían pasar un mínimo de 2 horas con los clientes  realizando un “precalentamiento”. Esta fase de la venta tenía como único objetivo hacerse amigos de los clientes para ganarse la confianza de los mismos, conocer sus gustos personales, e interesarse por sus aficiones y vida privada para hacer amistad y generar confianza mediante una falsa atmósfera de afinidad y amistad.

En los manuales de venta, cada vendedor debía además de establecer esta falsa amistad, hacer preguntas de “cierre” en la que la única respuesta fuera SI, según estos mismos manuales si respondian todo el tiempo que si, era más sencillo llegar al SI final. La firma del contrato de multipropiedad. En ningún momento se le hablaba de cancelar multipropiedad o de cuestiones como el registro de la propiedad. Sólo de inversión de apartamentos multipropiedad.

En estos manuales de venta de multipropiedad nada era al azar. Incluso la forma en la que los clientes debían sentarse estaba estudiada. Los clientes debían sentarse juntos mirando hacía el vendedor y este tenía que estar posicionado con la pared a su espalda. De esta manera los clientes potenciales sólo podían atender lo que el agente les iba explicando. A esto le llamaban “controlar al cliente” según los manuales de venta de multipropiedad.

Cuando los compradores de multipropiedad hacían la presentación con hijos, la comercializadora disponía de un servicio de canguros para que los padres se sintieran relajados y “sin distracciones” para atender la presentación del producto vacacional.

Preguntas del tipo, “¿le gusta el hotel Marriott?” o “si pudiera permitírselo ¿se lo quedaría?” debían de hacerse estratégicamente, para llegar a la lógica financiera. En esta fase de la venta se hacía una demostración financiera en la que de manera engañosa y ocultando datos muy importantes se les hacía creer que comprar un derecho de aprovechamiento por turno iba a tener un ahorro en las vacaciones importante. El agente nunca debía

Este tipo de venta se daba dentro de las instalaciones de los hoteles Marriott, pero otras comercializadoras también habían adoptado este tipo de venta agresiva de multipropiedad. El caso de Onagrup a través de comercializadoras en Madrid usaban este marqueting agresivo para vender multipropiedad, o mejor dicho para que los incautos clientes firmaran. Los contratos firmados por las agencias de multipropiedad en Madrid eran semanas flotantes en su gran mayoría. Clubotel La Dorada, y Ogisaka Garden, eran los más vendidos. Mar y Golf en Roquetas o Campanario de Calahonda eran otros contratos de tiempo compartido muy comunes.

El equipo de venta de semanas estaba perfectamente sincronizado, y después de la presentación aparecía la figura del “cerrador” que de manera definitiva cierra la venta con el apoyo del asesor. En ningún momento de la presentación se le habla de la obligación de las cuotas de mantenimiento, en todo caso si el cliente pregunta, se le informaba que podía alquilar la semana e incluso ganaría dinero.

Toda estas técnicas agresivas de venta y la amistad que habían entablado tenía como objetivo lógico la firma del contrato, que en caso de dudar el nuevo amigo afeaba o incluso ponía en entredicho la inteligencia o falta de ella al no invertir en este producto.

La oferta del día: Compra multipropiedad

Con este gancho, al final de la presentación se les ofertaba la “inversión” en multipropiedad era una oferta sólo para ese día. La excusa, era que estaban promocionando el producto sólo ese día. Que sí luego cambiaban de opinión podían venderlo más caro, ya que esa oferta sólo tenían acceso ellos. Increíble pero con este gancho se firmaron todos los contratos de multipropiedad en España.

En este punto de firma del contrato de semana Flotante por parte de los clientes, no se les informaba en ningún caso de su derecho de desistimiento. Además era muy común dar un adelanto con tarjeta de crédito. En las demandas de multipropiedad se reclama el duplo de estas cantidades que se pagaron. Por ejemplo si un contrato en el momento de la firma pagaron 3000 euros de adelanto, en la reclamación se pide el duplo osea 6000 euros.

Actualmente disponemos de sentencias que condenan a complejos a devolver el duplo de estas cantidades pagadas el día de la firma del contrato.

En la firma de los contratos, se les incluía una letra de cambio, esta letra de cambio era usada a modo de extorsión para que los clientes formalizarán las financiaciones que normalmente ya tenían preaprobada. No era necesario siquiera presentar nóminas ni declaración de la renta. Este contrato de financiación, que normalmente se firmaba en los siguientes días. Este contrato normalmente se firmaba en una notaría.

Multipropiedad: Viajar de vacaciones por todo el mundo tu propia agencia de viajes

En la venta de una semana de multipropiedad había un gran aliciente, la posibilidad de intercambiar tu semana de vacaciones en tiempo compartido en otro complejo en cualquier parte del mundo a través de su red de intercambio de semanas. Actuar como tu propia agencia de viajes. Viajes baratos, descuentos en aerolíneas, vuelos  exclusivos, posibilidad de todo incluido, semanas adicionales de vacaciones, gestión de alquiler y gestión de reventa. Todo maravillas.

Son dos las empresas, que en principio, se encargaban de estos intercambios de semanas. RCI e Interval International. Las dos actúan como bancos de tiempo de vacaciones. La semana se deposita en esta empresa para que otro propietario la use, y dentro de su banco de semanas se elige la que quieras usar ese año. Lógicamente a cada semana de cada complejo se les da un valor que dependerá de la temporada y la calidad del complejo. Los intercambios no se garantizan, están sujetos a disponibilidad. Pero esta parte en la venta nunca te la cuentan.

La compra de la semana de multipropiedad incluía al menos dos años pagados de este servicio. Sólo el pago del alta, los intercambios se pagan aparte.

La realidad de los intercambios era muy diferente. Las semanas de multipropiedad vendidas en España de una manera general son de temporada baja, y el cliente español estándar sólo viaja con la familia en temporada alta. Una pésima combinación. Los propietarios empiezan a descubrir que su semana no tiene valor para intercambiar en verano.

En abogado de multipropiedad nos han llegado algunos casos de clientes que SI han aprovechado muy bien la semana y han viajado por todo el mundo con los intercambios de semanas, pero representan un escaso 2% de los clientes atendidos. Obviamente, el precio que han pagado no compensa el servicio que han obtenido, en nuestra opinión.

La reventa

Cuando los clientes empezaban a ver que habían cometido un error en la compra de esta semana llamaban al complejo para vender su semana. Después de todo ellos pensaban que su semana de tiempo compartido la habían adquirido a un precio promocional, y esta propiedad iba a revalorizarse. Los propios complejos animaban a la venta. Tenemos cientos de quejas de complejos como Reserva de Marbella del grupo Hidevime que desde la atención al cliente se les animaba a contactar con empresas que eran de “fiar” y de las que tenían buenas referencias. Etoo, Realsa España y Condovac las más demandadas por este despacho.

Además de estas empresas de reventa “recomendadas” por los propios complejos existían otras de las propias comercializadoras que se encargaban de mantener el engaño. Todas cobraban por adelantado cantidades de hasta 1200 euros. Según la web de Mindtimeshare  este tipo de estafa ha variado en multitud de otras estafas, que van desde abogados falsos, pagos de impuestos por venderse la semana, comprar una semana para vender las dos, un sin fin y todo acompañado de documentación falsa y llamadas no solicitadas. Algunas de estas empresas dudosas incluso se anuncian por internet. Sin datos fiscales claros.

Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro equipo jurídico en el 900525939

Valora nuestro trabajo:

5 (99.27%) 164 votes


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.