Cuidado con quien te desvinculas de la multipropiedad.

Cuidado con quien te desvinculas de la multipropiedad.

La mejor opción para solucionar un problema es contar con un profesional. Imagínense que quieren comprase un reloj de 1.500 euros. Van a una joyería dónde les ofrecen un amplio catálogo, las certificaciones correspondientes, la garantía de los relojes, las facturas, etc.

Al salir a la calle, aparece alguien que les ofrece un reloj, supuestamente igual, por 1.100 euros. ¿Lo harían?

Esperemos que no Este razonamiento es aplicable al resto de cuestiones y especialmente a la que nos ocupa que es la desvinculación de una multipropiedad.

Si una empresa ofrece un supuesto servicio debe entregarles un presupuesto detallado y desglosado y una posterior factura.

Ustedes se compraron algo así como unas vacaciones ‘a cadena perpetua’ y para conseguir redimir la ‘condena’ no pueden hacer otra cosa que contratar a una empresa que ofrezca garantías de seriedad y profesionalidad. Y la palabra contratar es importante. Paguen 100 euros o 1.000 por cualquier tipo de servicio deberá estar justificado.

Una empresa con garantías y profesionales a su servicio, les tiene que ofrecer respuestas adecuadas a todas sus preguntas, sean cuales sean éstas y les acompañará en toda la gestión hasta finalizar con la desvinculación.

Éste es un caso real en el que una solución que parecía sencilla acabó convirtiéndose en una pesadilla para un socio que quería desvincularse:

“[…] Vendí mi semana a través de una empresa a un particular que actuaba como apoderado de una persona con nacionalidad extranjera […] Asumí los costes notariales, de traducción, etc. para librarme de la semana […] Pasados unos meses he recibido un burofax desde fuera de España anunciando medidas legales contra mí porque al parecer la persona que adquirió mi semana no sabía que la estaba comprando […] Al parecer, el apoderado y la empresa la estafaron a ella a la vez que a mí. Ahora me siento impotente, no consigo localizar ni al apoderado ni a la empresa con la que gestioné esta supuesta desvinculación y no tengo forma de demostrar que yo actué de buena fe en todo momento porque no tengo documentación alguna firmada por esta empresa por llamarla de alguna manera”.

Es un caso extremo, pero se ha dado. En definitiva, no confíen en quien, de entrada, ni siquiera es capaz de responder a las preguntas básicas, desconoce el marco legal existente y no ofrece ni tan siquiera un presupuesto por una gestión de desvinculación.

Pida siempre un presupuesto detallado por escrito de todo lo que va a contratar y una factura posterior, esto le dará la garantía que usted necesita.

 

Deje su consulta o Llame al 900525939

* indicates required




Un comentario Agrega el tuyo

  1. Antonio dice:

    Me han intentado deshacerme de mi semana con un particular que decia que la compraba y me cobraba 1500 euros. Ahora se que era una estafa, los particulares no pueden comprar semanas a perpetuidad por que son consumidores

Deja un comentario